La reputación corporativa en un entorno 2.0

La reputación corporativa ha sido siempre una inquietud para los directivos de una empresa, si bien, su monitorización no ha sido una tarea relevante hasta los últimos años. Con el auge de áreas como la de Comunicación Institucional o la de RSC, la reputación pasa a formar parte de los bienes intangibles de una organización.

Aún así, existen todavía directivos que no se han percatado de la influencia que tienen las tecnología sociales en la reputación corporativa de una empresa.

Sectores cuya labor es más susceptible de comentarios y quejas (sanidad, alimentación, finanzas, etc.) deben tener en cuenta que, actualmente, cualquier persona puede abrir un blog en el que exprese su opinión negativa sobre una organización y difundirla a través de redes sociales.

Un imput negativo en Internet hace un daño extremo a la imagen de la empresa, tanto por la rapidez de difusión (efecto multiplicador) como por la permanencia de la información en la Red.

Por ello, las empresas que pretendan ser competitivas en un entorno 2.0 como el actual, deben ser capaces de anticipar crisis reputacionales, monitorizarlas en caso de que estallen, y limitar sus efectos a través de un sistema de calidad que mida el servicio y buenas dosis de marketing y comunicación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s